En este blog intentare hablar de un poco de todo, como manualidades, trucos en todos los aspectos, ya que hay muchos, de cocina, de tecnología, etc...

24/12/13

Leyendas de tumbas

Hay historias de tumbas que hielan la sangre, aunque nunca se sabe si son ciertas o no.

Me acuerdo cuando éramos mis hermanos y yo pequeña mi padre nos contaba leyendas que habían pasado en su pueblo, en Jaén, Bailen.

A veces nos decía que teníamos una mala costumbre de pegar patadas a todo lo que pillamos y no es muy bueno, ya que no sabemos lo que podemos encontrar, y por eso nos contó esta historia.

El novio muerto

Según cuentan la leyenda en Jaén,  (los nombres serán inventados), Juan y Marta dos muchachos de la misma ciudad estaban paseando y hablando de su boda y los detalles que les quedaban ya que dentro de dos meses se casaban.

Se miraron y no sabían como habían llegado a las puertas del cementerio, estaban tan distraídos en su conversación que no se dieron cuenta que estaban en esa zona, sin darle más importancia seguirán su camino y Juan como tenia costumbre de pegar paradas a cualquier cosa, sin pensarlo pego una patada a un hueso pensando que podría ser de algún animal, repitió la acción y volvió a remeter la patada al hueso.

De repente Juan escucho una voz que le dijo, ¿por qué pegas patadas a ese hueso, te ha hecho algo, para pegarle patadas?, sin pensarlo Juan dijo que no le había hecho nada, que pensaba que era un huso de animal y pego las patadas, la persona que le hablo a juna, le dijo ¿y como animal si fuera el hueso no tiene derecho a descansar?, Juan le indico sus disculpas y que jamás volvería a pegar ninguna pata a nada.

Juan pregunto al desconocido cual era su nombre, este le indico que se llamaba Alberto, y Juan le dijo que dentro de dos meses se casaba y que estaba invitado a su boda, Alberto le dijo que gracias por la invitación y que allí estaría.

Marta se percato de que Juan no estaba a su lado y al girarse se dio cuenta que no estaba a su lado y que estaba más atrás hablando solo, llego a pensar que era los nervios de la boda y no le dio importancia.

Desde ese día Juan no podía dormir bien y tenía unas terribles pesadillas, se despertaba desolado y soñaba con el día en que se encontró con Alberto, que sabía muy bien que Alberto vendría a por él.

Paso los dos meses y llego el día de la Boda de Juan y Marta, y cuando estaban en el cortijo de Juan con la celebración de la boda, sonó la campana de la puerta, fueron abrir la puerta pero no había nadie, así que cerraron la puerta, al cabo de un rato volvieron a tocar otra vez la puerta pero sin ver a nadie, en esto que se acerca Juan y ve que en la puerta estaba esperando Alberto a ser invitado a entrar.
Alberto se sentó al lado de Juan, y disfruto de la despedida de Juan, ya que nunca más nadie lo vería mas vivo.

Cuando termino el banquete todos se despidieron de los novios y deseándoles lo mejor, menos Alberto que le indico a Juan que pronto se volverían a ver.

Al día siguiente cuando se despertó Marta, preparo el desayuno para darle una sorpresa a Juan, pero la sorpresa se la llevo Marta, se acerco a él con cariño y descubrió que no respiraba, que había muerto en extrañas circunstancia, Marta se caso muy ilusiona y en menos de 24 horas ya era viuda, no se lo podía creer.

Juan se reunión con Alberto; desde ese día Juan es el que no deja que nadie pegue ninguna patada a ningún hueso, porque todo el mundo y animal tienen que tener el mismo descanso.


Fotos sacadas de Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario