En este blog intentare hablar de un poco de todo, como manualidades, trucos en todos los aspectos, ya que hay muchos, de cocina, de tecnología, etc...

2/1/14

Tijeras, biblia y rosa.

Hay muchas historias de verónica, como la que conté anteriormente y esta que os voy a contar, pero es una curiosidad que tengo y aun no he podido saber el porqué, porque según que historias de miedo hay una verónica, el día que lo descubra revelare el secreto.

De esta historia yo viví algo parecido, cuando estaba en el colegio y se me puso la piel de gallina, y luego sabréis el porqué, como siempre digo cuando somos jóvenes no tememos nada de nada y nos hacemos valientes sin saber lo que puede pasar, y si lo supiéramos la mitad de cosas que podría pasar no las haríamos, eso seguro.

Esta historia trata de una chica a la que le gustaba mucho el espiritismo, pero ella era muy miedosa, y un día le contaron una historia de verónica que cuenta que si a medianoche tú haces un circulo y en el centro poner una biblia, una rosa, la tijera con la que has cortado la rosa y un tablero de ouija, y luego pronuncias cinco veces el nombre de Verónica habla conmigo y te dice cómo y dónde vas a morir.

La chica, al contarle esta historia, tuvo un gran interés pero también tenía miedo, y decidió que una noche lo tenía que hacer; una noche ella se quedo sola en casa y decidió hacerlo; corto la rosa de su jardín e hizo un circulo en el salón y puso la biblia, la rosa, la tijeras y el tablero de ouija, y espero hasta que fuera medianoche y pronuncio el nombre de Verónica, pero no sucedió nada, la chica espero un rato y de pronto vio que el vaso empezó a moverse y pudo leer:

Morirás esta noche, cuando la rosa se marchite, la tijera se te clavara en el pecho.

La muchacha, muy asustada, solo gritaba en voz alta:

No quiero morir, ¿eres Verónica?, por favor, no me hagas daño.

Y vio que el vaso se movía y leyó:

Soy Verónica, yo no te voy hacer daño, pero tú no puedes evitar tu destino.

La chica empezó a ponerse histérica y pego una patada al tablero de ouija y todo salió por los aires; pero entonces vio la rosa y pensó que si nunca se marchitaba no se clavaría la tijera, y entonces salió disparada a por la rosa, pero tropezó con el tablero de ouija y se cayó encima de la tijera y se la clavo en el pecho.

Dicen que cuando se la encontraron sus padres había un hermoso rosal que brotaba de la sangre de su hija.

Yo la historia que viví, pero no la sufrir directamente ya que no la hice, pero las hijas (eran gemelas), de mi profesora de quinto curso sí que lo hicieron en el colegio con un par de compañeras, y esto fue lo que paso.

Ellas solo utilizaron una tabla echa por ellas mismas de ouija, la biblia y unas tijeras, y me acurdo que solo dijeron que lo iban hacer en la hora del patio, se sabía que lo iban hacer en un sitio privado y que era divertido, pero no sabían lo que les podía pasar.

Ya no las vimos hasta la hora de vuelta a clase, y tenían las caras desencajadas, llorando y sin saber que decir, y una de las gemelas dijo:

Una de nosotras va a morir y mi padre muy pronto, y ya no hablo mas hasta que volvió de vacaciones de verano que las volvimos a ver todas y su madre ósea mi profesora iba de negro, y nos atrevimos a preguntar qué había pasado y nos conto que su marido se había caído por las escaleras del piso que tenían en Soria y se había matado, su hija y compañera nos dijo cuando llegara mi turno, ya no fue la misma de siempre empezó a vivir al da y a disfrutar todo lo que podía.

Pero tardo su momento que una de ellas esperaba, cuando eran adolescentes ellas y una de las compañeras que también estuvo con ellas en ese momento, tenían novio, bueno una noche de juerga iban en el coche cinco personas, tuvieron un accidente muy grave cuatro personas habían muerto, quien eran?, una de las gemelas, su novio, la compañera de clase y su pareja, y la hermana que lo contaba, lo que había pasado.

Que no entendía que había pasado, había parecido en medio de la carretera una persona de la nada y se salieron de la carretera, cuando despertó y fueron atendidos ella pregunto por la persona que se suponía que habían atropellado, pero no había nadie, y pensaron que se lo estaba inventando.

En el hospital mientras se recuperaba de sus heridas se acordó que unas de ellas iba a morir y que iban a ser desgracias para toda la vida, cuando se recupero de sus heridas se mato, porque no quería vivir de esa manera y que se arrepentía de todo lo que hicieron ese día.

De la otra compañera nadie sabe de ella ya que desapareció ella y su familia, siempre hemos pensado que se fueron de mi pueblo.


Fotos sacadas de Internet. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario