En este blog intentare hablar de un poco de todo, como manualidades, trucos en todos los aspectos, ya que hay muchos, de cocina, de tecnología, etc...

7/2/16

Leyenda del espejo

Desde hace siglos se le atribuyen a los espejos características del mas allá de solo reflejar  cosas, pues se dice que estos son puertas a otro mundo o que son capaces de atrapar espíritus dentro, y no olvidemos mencionar esa supuesta maldición de siete años que se contrae al romper uno de ellos.

Sabemos también de historia que cuenta de un mundo paralelo subsistiendo al otro  lado del espejo, cuyos habitantes no son más que espíritus malignos esperando el momento preciso para cruzar a nuestro plano existencia y tomar nuestro lugar.

Así nace esta leyenda de terror que tiene como protagonistas a dos pequeños niños, un par de hermanos que junto a su padre, realizaban las labores de mudanza en su nueva casa, mientras ellos iban de aquí para allá, colocando las cosas donde su madre decía, pasaban en repetidas ocasiones por la escalera, ya adornada con cientos de espejos que su madre coleccionaba.

Uno de los niños, se dio cuenta que los espejos vibraban, pero el otro insistía que era por sus pesados pasos al correr por las escaleras y continuaban con sus tareas, pero en la noche, cuando ya no se encontraba en silencio, el niño percibió un sonido bastante incomodo retumbado en sus oídos.

Fue hasta la escalera, donde los espejos se inquietaron ante su presencia, despegándose de la pared, cayendo encima de él, de todos ellos salían manos, afiladas garras que sujetaban con al niño, para acercarlo a los cristales y pasarlo a traces de ellos.

Fueron tan solo unos segundos los que bastaron para que una de las criaturas sacara el alma del cuerpo del niño pequeño, llevándola al otro lado del espejo, para venir desde aquel oscuro mundo a ocupar aquel envase vació, y hacerse pasar por él.

El resto de los espejos regresaron a su lugar, reconociendo se derrota, pero se notaban aquellos terribles ojos del otro lado, llenos de rencor y envidia, desde ese día, la actitud del pequeño no era más que destinada para hacer el mal de una manera u otra forma, hasta que acabo con toda la familia, tirándolos por las escaleras.

La casa sigue ahí, en pie, luciendo muy bonita, pero no hay manera de que alguien la ocupe por más de un día, pues este horrible demonio disfrazado de niño aparece para asesinar a sus habitantes, han intentado bendecir el edificio, exorcizarlo, sin ningún éxito, incluso llevarse de ahí el espejo porque una vieja bruja dijo que a esto está vinculado el espectro, pero ha resultado imposible, ya que parece sujetado a la pared por una fuerza muy extraña.

El espejo maldito quiere permanecer ahí, hasta que las generaciones olviden lo sucedido, para que el demonio pueda atormentar a los nuevos inquilinos, que tarde o temprano llegaran…



Fotos sacadas de Internet.



No hay comentarios:

Publicar un comentario