En este blog intentare hablar de un poco de todo, como manualidades, trucos en todos los aspectos, ya que hay muchos, de cocina, de tecnología, etc...

20/9/16

El horno

Parece mentira que las cosas se rompan cuando uno no tiene dinero para reponerlas, esto fue lo que pensó Marisol cuando su viejo horno alimentado por gas natural, heredado de su madre, finalmente sucumbió al oxido y al paso del tiempo.

Y justo cuando Luis, su marido, se había quedado sin trabajo, fueron a la casa de electrodomésticos y preguntaron los precios, y pese a que el vendedor trato de tentarlos con una imperdible oferta y un método de pago basado en cómodas y sorprendentes cuotas fijas, los esposos se dieron cuenta de que nunca podrían pagar aquel nuevo y fabuloso horno, tendremos que comprar uno usado, se dijeron entre sí.

Así que fueron a una casa de empeños y se hicieron de un viejo horno marca Orbis, que poseía cuatro hornallas y un botón de encendido eléctrico, Luis lo llevo en la parte trasera de la chata y luego hizo la instalación esa misma tarde, y ahí fue que comenzaron los problemas.

Primero fue Church, el gato, Marisol se levanto a las dos de la madrugada a tomar un vaso de agua y escucho unos maullidos provenientes de la cocina, fue a ver y allí, metido en el horno y maullando de desesperación y terror, estaba el gato, la mujer abrió la puerta del horno y el gato salió disparado rumbo a los interiores de la casa.

Días después Marisol vio otra cosa todavía más inquietante, era de noche y se encontraba sola porque Luis salió a beber con los amigos, la mujer estaba entretenida horneando unas cupcakes, cuando de repente escucho un ruido que provenía desde el interior del horno, pensó que eran las cupcakes que habían reventado, y se inclino parar mirar a través del vidrio, no eran las cupcakes: había una mano allí, ennegrecida por el fuego, Marisol dio un alarido y cerro la llave del gas y luego llamo por el móvil a su marido, pero este no le contesto.

¿Qué diablos había sido eso?, comenzaba a sospechar que aquel horno estaba embrujado o algo así, sabía que podían ocurrir esas cosas, los objetos a veces quedan impregnados por la maldad de su antiguo dueño, quizás el anterior propietario había sido un psicópata que cocinaba a sus víctimas en el horno, aunque la idea le pareció descabellada.

Volvió a llamar a su marido y tampoco obtuvo respuesta, Marisol mientras tanto se había encerrado en el dormitorio, porque tenía miedo de volver a la cocina, en algún momento de aquella larga noche se durmió, y se despertó por los maullidos insistentes del gato.


Había olor a gas, y cuando la mujer corrió hacia la cocina, se encontró con su esposo, que había metido la cabeza en el horno y le había dejado una nota de suicidio sobre la mesa, nunca más se supo de Marisol, enloquecida por el dolor se alejo de la casa y se perdió en la noche, la casa quedo en venta, con todos los muebles dentro, un año después, un agente inmobiliario se encontraba mostrándole la casa a una joven pareja, cuando sintieron un hedor proveniente del horno, abrieron la puerta y allí estaba el pobre Church, ennegrecido y cocinado hasta la muerte.



Fotos Sacadas de Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario