En este blog intentare hablar de un poco de todo, como manualidades, trucos en todos los aspectos, ya que hay muchos, de cocina, de tecnología, etc...

15/6/16

La ruta vampírica

Es cierto que siempre hemos visto películas de miedo, unos más que otros, especialmente de vampiros, hombres lobo, Frankenstein, la momia, etc…

También es cierto que nos llama mucho los vampiros, y no sabemos por qué??

A lo largo de la historia y en numerosas culturas han aparecido diversas creencias sobre vampiros, tanto en la mitología como en el folclore de pueblos muy diferentes entre sí, culturas como mesopotámica, la judía, la griega y la romana incluyen dentro de su mitología acerca de entidades demoniacas y espíritus sedientos de sangre que se consideran precursores de los vampiros modernos.

El termino Drácula deriva del rumano draculea, que significa diablo.

Las leyendas sobre vampiros se repiten en ciertos de países en todo el mundo pero su origen reside en Vlad Drácul, príncipe de Valaquia, Drácul, se opuso ferozmente al avance de los otomanos en el siglo XV, a los que asesinaba y posteriormente empalaba públicamente, además, cuenta la historia, y de hecho hay grabados que lo avalan, que Vlad desangraba a sus víctimas y mojaba en su sangre en pan mientras comía.

La Guaxa es un personaje mítico asturiano, descrito como una anciana vampiro que en las noches penetra por las cerraduras o las rendijas de las puertas para clavar su único diente y succionar la sangre de sus víctimas quienes paulatinamente languidecen y enfermaban con el transcurso del tiempo.

De día se esconde agazapada en cuevas o en los troncos huecos de los arboles, generalmente es invisible, pero si se deja ver su aspecto es el de una anciana delgada y encorvada con ojos de búho y una gran boca de la que sobresale el diente con que ataca a sus víctimas.

La tradición señala que el remedio contra la guaxa es el uso de amuletos como la higa o cigua, o la mano negra de azabache, amuleto muy usado desde la antigüedad en Asturias, o la piedra de San Pedro o quiastolita, asi como rituales como dar a la victima un preparado a base de alicornio u otro que se elabora dejando al sereno durante nueve noches seguidas un a medida de agua en la que se ha puesto a macerar trozos de astas de ciervo y alguna porción de plata.

La creencia estima que es una vieja delgada tapada de la caza a los pies con un manto negro, sus manos son sarmentosas y los pies patas de ave, su cara es amarilla, consumida, rugosa, peluda y con verrugas, sus ojos son diminutos y brillantes como estrellas, la nariz quilina y la boca provista de un único diente negro, duerme de día, aunque se sospecha que se esconde bajo tierra, entra en las casas si hacerse notar y se acerca en silencio a los niños y jóvenes sanos dormidos para chuparles la sangre clavándoles en vena su diente, aunque no los mata, sino que los deja casi exangües, de forma que se despiertan fatigados, pálidos y descoloridos por la mañana, no ataca a los viejos o adultos, se trata de uno de los escasos mitos o leyendas sobre vampiros que exenten en España.

Según la leyenda, los dips chupaban la sangre del ganado, solo salían de noche y entre sus víctimas había borrachos noctámbulos que iban a las tabernas del pueblo, no hay pruebas fehacientes, ni testigos documentados, se cree que esta leyenda solo pretendía asustar a los alcohólicos del pueblo y evitar así que se dedicaran a vagar de noche, según la tradición, el nombre del pueblo tiene su origen precisamente en estos animales pratdip el prado de dips, los cuales parece ser que desaparecieron durante el siglo XIX, en la entrada de Pratdip hay un momento a este ser.

No obstante, las primeras huellas de vampirismo en Barcelona datan de principios del siglo XX, el famoso incidente de la mujer vampiro Enriqueta Martí, pero existen más episodios insólitos.

Enriqueta Martí Ripollés, fue una asesina en serie española, secuestradora y proxeneta de niños, conocida popularmente como la vampira de la calle poniente, la vampira del Raval o la vampira de Barcelona.

Enriqueta se traslada de Sant Feliu de Llobregat a Barcelona, donde empezó a trabajar como niñera, pero pronto comenzó a ejercer la prostitución en burdeles y lugares que se dedicaban a esta actividad, también ejercía la profesión de curandera, los productos que utilizaban para fabricar sus remedios estaban compuestos por restos humanos de las criaturas que mataba, que llegaban incluso a ser desde niños de pecho hasta criaturas de 9 años, de esos niños lo aprovechaba casi todo, la grasa, la sangre, los cabellos, los huesos, que transformaba en polvo, por esta razón no tenia problema de deshacerse de sus víctimas.




 Fotos sacadas de Internet.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar