En este blog intentare hablar de un poco de todo, como manualidades, trucos en todos los aspectos, ya que hay muchos, de cocina, de tecnología, etc...

1/6/16

ouija

La guija es un tablero dotado del alfabeto y de números con el que supuestamente se puede entablar contacto con los espíritus de los difuntos, es muy similar al juego de la copa, en el que se coloca una copa boca abajo rodeada por las letras del alfabeto y los participantes colocan el dedo índice en la base de la misma.

El tablero guija tienen un origen impreciso, situado de la moda espiritista de hacia finales del siglo XIX, y que dio lugar a una patente registrada el 28 de mayo de 1890 declarando al estadounidense Eliah Jefferson Bond como el inventor, y a William H.A. Maupin y Charles W. Kennard como titulares, no está claro si Bond o los titulares inventaron realmente algo o simplemente patentaron una de las muchas planchitas o tablas parlantes, para comunicarse con los espíritus que circulaban por Europa y Estados Unidos, en todo caso, Kennard creó la empresa para la fabricación del tablero y comenzó a vender los primeros ejemplares en 1980, Kennerd invento asimismo el nombre ouija, afirmando que era una antigua palabra egipcia que significaba mala suerte, afirmaba que su origen se renombraba hasta el antiguo Egipto, aunque no presento ninguna evidencia que probara tal afirmación, posteriormente, la patente fue vendida a William Fuld, antiguo empleado de Kennard, cuya compañía comercializo el juguete hasta que Parker Brothers adquirió los derechos en 1966, fue Fuld quien afirmo que la palabra ouija era una mezcla de los vocabolos oui y ja, que significaba si en francés y alemán respectivamente, actualmente, otras empresas comercializan este tablero, que en ingles se llama wichboard que significa tablero de bruja, y fue creada por la empresa Hasbro.

Han pasado cosas macabras con la ouija, que según siempre se han dicho que asido reales, o las han dicho en algún telediario.

El dia 25 de noviembre del 2007, cinco jóvenes se reunieron en una casa abandonada para jugar a la ouija, la primera pregunta que lanzo el guía fue que diera el nombre de quien le molestaran para que se fueran, la tabla indico tres nombres de los chicos, quienes de inmediato se marcharon del lugar.

Tras haber caminado no más de 100 metros, los tres jóvenes escucharon un fuerte ruido a sus espaldas, cuando se dieron la vuelta a ver, para saber que ocurría, se percataron que la casa vieja se derrumbo, estando sus dos amigos dentro de ella, quienes perdieron la vida.

Jennifer Lynn Sprigman, una chica de 14 años y quien vivía en Ilinois, se caracterizaba por ser una joven muy nerviosa y muy fácil de impresionar con cualquier historia, en diciembre de 1972, una compañera de la escuela le propuso jugar a este juego, cosa a la que Jennifer accedió y sin dudarlo, la primera pregunta que lanzo fue a qué edad iba a morir.

La ouija dio como resultado el numero 18 y posteriormente, apunto las palabras asesinada y estrangulada, en efecto, el 03 de octubre de 1976, justo cuando faltaban dos semanas para que Lynn cumpliera los 18 años, la chica falleció a manos de un estrangulador, cuya identidad aún sigue siendo misterio.

Uno de los casos que impactaron a toda Venezuela en el 2006 fue el de Andrea, una joven quien vivio la terrible experiencia de perder a su madre a los 15 años de edad, tres años después de su pérdida, la adolescente y varias de sus amigos decidió emprender una sesión macabra de ouija.

La primera pregunta que hicieron fue si se trataba de un espíritu bueno o malo, y posteriormente, a todas las interrogantes al juego les respondía con el nombre de Andrea y con fechas que eran significativas para la muchacha.

Las amigas de esta notaron que la joven estaba experimentando algo así como una posesión demoniaca, variaos días después, Andrea dijo creer que se trato del espíritu de su madre, ya que era una mujer muy posesiva y a la que no le gustaba que su hija se juntara con otras personas.

Un hombre que se identificaba como Wyles W., indica que él y sus amigos jugaron ouija cuando tenían 19 años, ellos crearon se propia tabla con una hoja de papel y al poco tiempo, lograron contactar a un espíritu al que no pudieron identificar nunca.

De broma, prepararon al tablero el próximo número ganador de la lotería, el cual el juego les indico, acompañado de la frase la suerte tiene dos caras, horas más tardes y ya todos repuestos de la impresión, fueron acompañar un boleto con los dígitos dados por la ouija, el cual días después resulto ser el ganador.

La vida de Myles y de sus amigos transcurrió con normalidad durante un par de años, hasta que de un día para otro la vida les cambio, uno de los chicos sufrió un terrible accidente los negocios de otro quebraron y él se convirtió en alcohólico y vagabundo.

Tiempo después otro amigo ingreso a un centro de desintoxicación y Myles sufrió un percance automovilismo que casi le cuesta la vida.

El caso de Dennis y David, estremeció a la sociedad de Arkansas, dos chicos de 20 años de edad que profesaban el satanismo y que utilizaban la ouija para comunicarse con un ser del mas allá, a quien ellos nombraron como amo.

El día 22 de diciembre de aquel año, ambos jóvenes invitaron a otros dos amigos aprobar el juego minutos después de ver en lo que consistía, los invitados buscaron la forma de salir e ir a casa, sin embargo, Dennis y David reaccionaron de mala manera y terminaron por apuñalarlos.

Uno de los heridos logro escapar del lugar y dio aviso a la policía, quienes al día siguiente encontraron a los agresores durmiendo encima de un gran charco de sangre proveniente de una persona a la había descuartizado.

Ambos fueron condenados a cadena perpetua y enviados a un hospital psiquiátrico a pugnar su castigo, pues aseguraban que una voz les ordenaba actuar de esa manera.

Julio Cesar Miranda, un adolescente a quien le gustaba mucho jugar fútbol y quien era muy bueno en matemáticas, un día Julio y una amiga de la escuela decidieron probar jugar la ouija, o cual provoco en ellos una posesión demoníaca.

La madre del chico cuenta que Julio pronunciaba en varias ocasiones el nombre de Belcebú, quien decía era su padre y a quien le debía obediencia, hacia muchas cosas extrañas, entre ellas, salir desnudo a la calle y hacer sus necesidades frente a todos.

Un día, Julio le dijo a su madre que Satanás le había ordenado acabar con la vida de su hermana, minutos después, realizo los movimientos y giros bruscos, tomo un cuchillo con el que termino hiriéndose en el estomago, pese a que fue atendido en el hospital, cuando regresaron a casa, el adolescente fallecía, su amiga tuvo que ser sometida a tratamiento psicológico.

En Madrid en el año 1990, el caso de una niña llamada Estefanía Gutiérrez, quien por curiosidad, jugo a la ouija con sus amigas un par de veces en la escuela, un día la maestra del colegio las sorprendió y como pudo, rompió el tablero.

El vaso que se encontraba en el centro se rompió y las chicas vieron salir un humo negro que se metió por la nariz de Estefanía, quien de inmediato comenzó a convulsionar y a decir que sentía en ella la presencia de muchas personas.

La madre de la niña asegura que su hija estaba poseída, lo cual hacia que tuviera un comportamiento muy extraño en casa, después de varios meses con esta situación, Estefanía murió, al parecer, sin ninguna razón aparente.

Esta es la historia de Carlos, quien gracias a una amiga, conoció el juego de la ouija, ambos jugaban de cinco a ocho horas diarias lo cual hizo que vivieran muchos contactos paranormales y así perder el miedo a los seres que viven en el más allá.

Carlos y sus amigos salieron corriendo del lugar, minutos más tarde, se encontraron con Jorge, quien decía no recordar nada de lo sucedido, esa noche todos los participantes experimentaron cosas paranormales y macabras, años más tarde Jorge perdió la razón y deambulo por las calles, mientras que otros de sus amigos falleció un mes después de haber jugado, en un presunto incendio en su casa.

Dos mujeres de mediana edad decidieron jugar a este juego por curiosidad, en principio se lo tomaron a broma, pero cuando descubrieron que finalmente consiguieron contactar con Satanás las cosas cambiaron y más cuando la tabla les revelo el siguiente mensaje, lo que no crees es real.

En una madrugada, una de las participantes se levanto y bajo a la cocina a beber agua y ahí escucho la voz de una niña que lloraba y gritaba a lo lejos, no le dio mucha importancia, hasta que tomo un vaso y debajo de este encontró un papel que decía, te lo he dicho.

Segundos después sonó el teléfono, era su amiga Carla, quien estaba muy preocupada porque su hija de 16 años no había regresado a su casa, la otra mujer nato que debajo de sus pies había mucha sangre, siguió el rastro y encontró en la cocina el cadáver de la niña, la mujer salió despavorida de casa Carla, a quien también encontró muerta, se desmayo y cuando despertó, pareció en el hospital, sin saber que había pasado en realidad.

En el año 2000 un  grupo de siete alumnos se reunieron en un salón de su universidad, en el cual se juntaban por lo general a estudiar, para jugar por primera vez a la ouija, una de las chicas  pregunto a la tabla a qué edad moriría y que, la respuesta que obtuvo fue que de anorexia a los 31.

La joven rompió en llanto por tal impacto y confesó a sus amigos que desde hace años sufría bulimia y anorexia, pasaron años y los ex compañeros se enteraron que la chica, efectivamente falleció a los 31 años de edad por un ataque cardio respiratorio, como consecuencia de consecuencia de constantes vómitos, falta de potasio y anemia aguda.

Muchas veces creemos que son tonterías y no hacemos caso a nada, y hacemos bromas con los juegos, yo sinceramente no he jugado con la ouija nunca, pero es algo que me da respecto, por si acaso no quiero pensar que es todo mentira, algo de verdad tiene que ver.


Fotos sacadas de Internet.







No hay comentarios:

Publicar un comentario